Disfruta de nuestro blog sobre la meditación, conciencia, espiritualidad y mindfulness

Blog

¿Cómo Controlar las Emociones?

0 Comments
¿Cómo Controlar las Emociones?

¿Podemos Evitar Que las Emociones Nos Controlen?

La mayoría de nosotros, independientemente de la cultura a la que pertenezcamos, estamos dominados por las emociones. A poco que observemos nos daremos cuenta con qué facilidad perdemos el control de  las mismas.

El origen está en nuestras inseguridades. Éstas, son además la causa de que estemos generando pensamientos de forma constante en nuestra mente y confiriéndoles más importancia de la que en realidad tienen, lo que a su vez nos produce emociones negativas.

Las emociones no son otra cosa que pensamientos a los que hemos añadido placer o sufrimiento. La palabra emoción “emotion” viene de “motion”, movimiento. Así, aunque la naturaleza de la mente es crear pensamientos, al añadir emociones a nuestros pensamientos, los estamos activando.

Una persona estable y equilibrada controla sus emociones

Una persona estable y equilibrada controla sus emociones. La seguridad interior es la que proporciona ese control sobre los pensamientos y las emociones. Cuando nos sintamos inseguros o excesivamente emocionales hemos de analizar qué se esconde detrás, qué nos está controlando.

Aunque parezca contradictorio lo que buscamos es que sea el corazón  el que gobierne nuestras vidas, que sean las energías del corazón el factor dominante en nuestras vidas y no las energías  de la mente. Pero para eso hemos de refinar nuestras emociones a través del crecimiento espiritual.

En determinadas culturas, como la latina, está bien visto ser emocionales. Se considera que  es un rasgo de la personalidad que va unido a la pasión o a la intensidad del amor. Pero en realidad no es así. Estar en una montaña rusa emocional no nos conviene en absoluto, no es algo positivo. Las consecuencias negativas de ser excesivamente emocionales no son sólo mentales sino también físicas. Normalmente utilizamos ocho veces más energía mental que física, y cuando nuestras emociones son demasiado fuertes la energía mental que consumimos nos afecta físicamente (todos hemos podido experimentar un gran cansancio físico después de haber estado un tiempo bajo tensiones emocionales). En el caso de que esta situación se mantenga de forma prolongada,  puede originar problemas más profundos como depresión, ataques de pánico, etc.

Además, dejarnos llevar por las emociones nos nubla el juicio, impidiéndonos ver con claridad  y, por tanto, tomar las decisiones adecuadas.

Las personas que meditan, aunque lleven poco tiempo haciéndolo, se dan cuenta de que sus emociones ya no son tan intensas y por tanto ya no les absorben tanta energía agotándoles. Al meditar alcanzamos un mayor grado de objetividad acerca de nuestros pensamientos con lo que dejan de controlarnos. Nos situamos fuera de ellos y de la espiral de emociones, lo que nos permite tener una mayor claridad de visión y una mayor estabilidad. Nuestras vidas se benefician en muchos aspectos.

Las emociones no se pueden evitar porque van ligadas de forma sutil a nuestros sentidos, y es través de los sentidos como recibimos la información del exterior. Pero sí las podemos controlar de forma natural al meditar.

¿Qué hacer en el mismo momento en que  un pensamiento obsesivo entra en nuestra mente produciéndonos emociones negativas? En FISU tenemos técnicas específicas para situaciones como ésta, que se aprende durante el curso de meditación.

Cuando meditamos nos sumergimos en el subconsciente

Cuando meditamos nos sumergimos en el subconsciente y llegamos hasta el supraconsciente refinando nuestra energía mental y liberando las energías del corazón espiritual. Gracias a ello se produce  una transición que nos lleva del nivel de los pensamientos a uno mucho más profundo, el del corazón. Al  liberar las energías del corazón tiene lugar una gran realización personal, un Descubrimiento Espiritual que produce una profunda transformación en la persona y que beneficia a todos aquellos que la rodean.

Controlar las emociones no nos va a privar de nuestra capacidad de amar o de expresar nuestros sentimientos. Cuando refinamos esas emociones, nuestra mente se convierte en un vehículo de nuestro corazón (entendido no como el órgano físico sino como el núcleo espiritual del ser humano), un canal a través del cual expresar nuestros sentimientos y nuestro Amor.

Seguiremos sintiendo emociones, alegría, tristeza… a veces incluso de forma extrema, pero gracias a la meditación esto sucederá cada vez de una manera más equilibrada. Y así, la energía que no consuman nuestras emociones la tendremos disponible para otros aspectos de nuestra vida.

…….Rajesh Ananda

 

 

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.

Elige un curso

Nuestros cursos de meditación tienen lugar la mayoría de las semanas del año y puede que haya un centro de enseñanza en tu localidad. Mira nuestros cursos no residenciales y residenciales.

Leer Más

Base del Conocimiento Espiritual

Practicar meditación con regularidad y poner esfuerzo consciente en la vida diaria es muy recomendable para acelerar nuestro Descubrimiento Espiritual.

Leer Más

Twitter

  • @BorisJohnson Why not make N.Ireland a neutral trading zone giving them special rights, and of course no border but… https://t.co/...jI

  • DIARY PLACE HOLDER
    UK AUTUMN TOGATHERING 17-21 OCTOBER 2019 https://t.co/...p5

  • THE LAUNCH OF FISU MEDITATION ISRAEL 1-5 NOVEMBER 2019
    MORE DETAILS TO FOLLOW SOON https://t.co/...Xx

Follow Us on Twitter

Events

The custom template events-feed can not be found View all Events